martes, 12 de octubre de 2010

EL PETIRROJO (erithacus rubecola)


El petirrojo es, seguramente, la más conocida y querida de las aves de Europa, debido a la proximidad y confianza con la que se relaciona con nosotros.
En Catalunya se le conoce como pit-roig, mientras que en el País Vasco recibe el nombre de Txantxangorri.
MORFOLOGÍA
El petirrojo adulto es inconfundible por su coloración anaranjada en frente, cara y pecho, que contrasta con la parte superior pardo olivácea y el vientre blanco grisáceo.
Su silueta es, característicamente, rechoncha, con pico y patas finas, cabeza grande, cuello corto y enormes ojos oscuros.
Con un tamaño de aproximadamente unos 14 cm y un peso de unos 20 gramos, pueden llegar a vivir hasta once años, aunque el promedio de vida es de poco más de dos años.
Aunque entre machos y hembras no parece existir diferenciación de sexos (dimorfismo sexual), si lo hay entre adultos y crías: Los jóvenes, hasta que realizan la primera muda son de color gris pardo moteado, sin la característica coloración naranja de los adultos.
DISTRIBUCIÓN
En la Península Ibérica es un pájaro relativamente común, aumentando sus poblaciones durante los meses invernales por la llegada de individuos migradores procedentes del norte de Europa (Reino Unido, Alemania, Países Bajos, Chequia, etc.).
Prefiere los bosques húmedos y frondosos, con abundante vegetación, aunque se le puede encontrar en cualquier parque o zona despejada próxima a una fuente de agua donde poder beber y arreglarse el plumaje.
ALIMENTACIÓN
El petirrojo es un pájaro fudamentalmente insectívoro. Se alimenta de pequeños insectos, arañas, gusanos, caracoles, ciempiés, lombrices u orugas, aunque también puede complementar su dieta a base de semillas blandas, bayas y frutos silvestres, olivas o restos de pan de un comedero.
Suele aprovechar la tierra recién removida por animales o agricultores, para buscar sus presas, con menor esfuerzo.
COSTUMBRES
Es un pájaro de apariencia inquieta. Contínuamente mueve cuerpo y cola, arriba y abajo, mientras observa desde un posadero.
Ambos sexos son cantores, pero, mientras que las hembras sólo cantan durante el invierno, para defender su territorio, los machos lo hacen durante toda la época de apareamiento, para buscar pareja y expulsar a los machos competidores.
El canto se repite desde antes del amanecer hasta la llegada de la noche y es uno de los más bellos que podemos escuchar en la Península Ibérica.
El petirrojo es una especie parcialmente migradora. Mientras que las poblaciones del sur son prácticamente sedentarias, las del norte pueden llegar a recorrer grandes trayectos, volando de noche y descansando durante el día, para huir de los rigores del frío invierno.
El petirrojo es un pájaro solitario, que sólo se empareja durante la época de cría y defiende su territorio, de forma violenta, contra los individuos de su misma especie.


REPRODUCCIÓN
A mediados de invierno, la hembra comenza a buscar pareja entre los machos que cantan.
Durante unos meses compartíran el mismo territorio, pero sin mostrar signos de celo hasta la llegada de la primavera.
La época de cría se extiende desde marzo hasta agosto e incluye dos puestas, de entre cuatro a seis huevos, de las que sobrevivirán uno o dos pollos por nidada.
La hembra es la encargada de construir el nido, en forma de tazón, en cualquier lugar próximo al suelo: Una depresión de la vegetación, entre los setos, en un tocón de un árbol, en una grieta, un zapato abandonado, etc.
Prácticamente no abandona el nido durante los 13 a 15 días que dura la incubación, siendo alimentada por el macho, durante la primera semana.
Los polluelos, cuando nacen, son ciegos y desprovistos de plumas, por lo que requieren toda la atención de su madre. Permanecen en el nido durante unos 13 a 15 días, hasta que pueden emprender el vuelo, aunque seguirán siendo alimentados, durante unas jornadas más, por sus progenitores.
FACTORES DE AMENAZA
En España, el petirrojo está incluido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, siendo los riesgos más comunes de esta especie: La alteración o destrucción de su hábitat de reproducción, la rigurosidad de los inviernos o la caza indiscriminada.
Otro hándicap con el que ha de enfrentarse este pequeño pájaro es el de la parasitación de sus nidos por el cuco, siendo uno de sus huéspedes más frecuente.
CURIOSIDADES
El ornitólogo y biólogo británico David Lack, autor del libro “La vida del petirrojo”, relata varias anécdotas referentes a este simpático pájaro: Una mañana, cuando regresaba de desayunar, descubrió entre las sábanas abiertas de su cama a una hembra que construía un nido. Decidido a no molestarla, dejó la habitación tal y como estaba, durante un mes, hasta que los polluelos echaron a volar.
Por otra parte, aún más insólito es el caso de la hembra de petirrojo que construyó un nido entre las nueve y cuarto de la mañana y la una de la tarde, en el bolsillo de la chaqueta de un jardinero, que colgaba de una percha.
Curiosidades aparte, recientemente se ha descubierto que los petirrojos tienen pequeñas partículas magnéticas en la retina de su ojo derecho, que les permiten ver los campos magnéticos terrestres, para poder orientarse en sus migraciones.





REFERENCIAS:
-
http://www.sorianos.org/. El petirrojo.
-
http://www.faunaiberica.org/. Petirrojo.
-
http://www.sierradebaza.org/. El petirrojo.
-
http://www.pajaricos.es/. Petirrojo europeo.
- IBERIA. Con las especies españolas protegidas. Petirrojo. Francisco J. Purroy.
-
http://www.proyectoverde.com/. El petirrojo: Una nota de color en el frío invierno. Elvira Sánchez. Dra. en Biología.
-
http://www.factoides.com.ar/. Los petirrojos pueden ver el campo magnético terrestre.
-
http://www.avesdeuruguay.com/. Campo magnético para la orientación.
-
http://www.ibercajalav.net/. Petirrojo. Javier Blasco-Zumeta.
-
http://www.wikipedia/. Petirrojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario